miércoles, 20 de julio de 2011

Proverbios chinos

La puerta mejor cerrada es aquella
que puede dejarse abierta.

Hay tres cosas que nunca vuelven atrás:
la palabra pronunciada, la flecha lanzada
y la oportunidad perdida.

El aleteo de las alas de una mariposa
se puede sentir al otro lado del mundo.

Cuando compres una casa,
piensa en el vecino que adquirirás con ella.

Si te caes siete veces, levántate ocho.

Antes de iniciar la tarea de cambiar el mundo,
da tres vueltas por tu propia casa.

Si no sabes sonreír, no pongas tienda.
(Confucio)

El dragón inmóvil en las aguas profundas
se convierte en presa de los cangrejos.

La gente se arregla todos los días el cabello,
¿por qué no el corazón?

Una simple chispa puede iniciar un fuego
que arrase la pradera.

Me lo contaron y lo olvidé.
Lo vi y lo entendí.
Lo hice y lo aprendí.
(Confucio).

Cuando te inunde una enorme alegría,
no prometas nada a nadie.
Cuando te domine un gran enojo,
no respondas ninguna carta.

Muere lentamente...

Muere lentamente quien se transforma
en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos;
quien no cambia de marca,
no arriesga vestir un nuevo color
y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.
Muere lentamente quien evita la pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las íes
a un remedio de emociones,
justamente las que rescatan
el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa
cuando está infeliz en el trabajo;
quien no arriesga lo cierto por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite,
por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye
su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien pasa los días
quejándose de su mala suerte
o de la lluvia incesante.

Muere lentamente quien abandona
un proyecto antes de iniciarlo,
quien no pregunta sobre algo que desconoce,
quien no responde cuando le preguntan
sobre algo que sabe.
(Pablo Neruda)

miércoles, 6 de julio de 2011

Madurez es...

Madurez es saber controlar la ira y zanjar las diferencias
sin violencia ni destrucción. Significa paciencia.

Es la libertad de saber rechazar un placer momentaneo
en aras de una felicidad duradera.

Es perseverancia y habilidad para llevar a cabo un proyecto
a pesar de los obstáculos o descorazonantes fracasos.

Madurez es capacidad de enfrentarse a las desgracias,
frustraciones, molestias y derrotas sin lamentaciones
ni colapsos.

Tener el valor de reconocer cuándo se está equivocado.

Si la razón está de nuestra parte, no experimentar
la satisfacción de decir: "yo lo advertí".

Madurez es tomar una decisión y mantenerla.

La gente inmadura se pasa la vida explorando
sin posibilidades, sin fin,
y terminan por no hacer nada positivo.

Madurez significa cumplir con la palabra dada.
Las personas que carecen de ella
son maestras de las disculpas,
son aquellas que viven confusas,
que se convierten en una cadena
de promesas rotas, de amistades pasajeras,
de cosas y negocios sin terminar.

Madurez es el arte de vivir en paz
con situaciones que no podemos cambiar...
O tener el valor de cambiarlas
cuando las circunstancias así lo exigen.
(Anónimo).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...