miércoles, 20 de julio de 2011

Proverbios chinos

La puerta mejor cerrada es aquella
que puede dejarse abierta.

Hay tres cosas que nunca vuelven atrás:
la palabra pronunciada, la flecha lanzada
y la oportunidad perdida.

El aleteo de las alas de una mariposa
se puede sentir al otro lado del mundo.

Cuando compres una casa,
piensa en el vecino que adquirirás con ella.

Si te caes siete veces, levántate ocho.

Antes de iniciar la tarea de cambiar el mundo,
da tres vueltas por tu propia casa.

Si no sabes sonreír, no pongas tienda.
(Confucio)

El dragón inmóvil en las aguas profundas
se convierte en presa de los cangrejos.

La gente se arregla todos los días el cabello,
¿por qué no el corazón?

Una simple chispa puede iniciar un fuego
que arrase la pradera.

Me lo contaron y lo olvidé.
Lo vi y lo entendí.
Lo hice y lo aprendí.
(Confucio).

Cuando te inunde una enorme alegría,
no prometas nada a nadie.
Cuando te domine un gran enojo,
no respondas ninguna carta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.
Tu opinión y tu aportación dan vida a mi blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...