lunes, 26 de noviembre de 2012

El guerrero de la luz


Paulo Coelho es uno de mis autores favoritos.
Sus frases son  fundamentales, acertadas, coherentes, sencillas, bellas  y siempre demuestran un profundo conocimiento de la naturaleza interior humana y de las situaciones con las que  nos enfrentamos cada día en la vida.
 
 Su obra Manual del Guerrero de la luz es esencial,
define su propia filosofía vital.
 
Todos llevamos en nuestro interior un guerrero de la luz, comprometido con el amor y los bellos valores. Pero hay que tener la valentía necesaria para dejarlo salir, hay que desenfundar las armas del bien y saber utilizarlas. Ese es nuestro cometido: ser guerreros de la luz, para ser felices y hacer de este mundo un lugar mejor para vivir. Os dejo con las palabras de Paulo Coelho.
 



En cada uno de nosotros vive un guerrero de la luz, alguien capaz de escuchar el silencio de su corazón, de aceptar las derrotas sin dejarse abatir y de alimentar la esperanza en medio del cansancio y desaliento.

 
Cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño. Basta con aprender a escuchar los dictados del corazón y a descifrar un lenguaje que está más allá de las palabras, el que muestra aquello que los ojos no pueden ver.   

Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio.

Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante.
 
 
Escoger un camino significa abandonar otros. Si pretendes recorrer todos los caminos posibles, acabarás no recorriendo ninguno.
 
¿Cómo entra la luz en la persona? Si la puerta del amor está abierta.   


Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.
 
Debemos escuchar al niño que fuímos un día y que existe dentro de nosotros. Ese niño entiende de instantes mágicos.
  
 
El sexo, el dolor y el amor son experiencias límite del hombre. Y solamente aquel que conoce esas fronteras conoce la vida.
El resto es simplemente pasar el tiempo, repetir una misma tarea, envejecer y morir sin saber realmente lo que estaba haciendo aquí.
 
Cuando atrasamos la cosecha, los frutos se pudren, pero cuando atrasamos los problemas, no paran de crecer.
 
Cuántas cosas perdemos por miedo a perder.
 

Los hombres son dueños de su propio destino. Pueden cometer los mismos errores o incluso pueden huir de todo lo que desean y de lo que la vida, generosamente, coloca ante ellos. 
 

No existe ningún pecado en ser feliz.
 
Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.
 
Nunca desistas de tus sueños (...) Sigue las señales.

 
 
Cuando todos los días parecen iguales es porque las personas han dejado de percibir las cosas buenas que aparecen en sus vidas siempre que el sol cruza el cielo.
 

Tu tesoro está cerca, está aquí, está a tu lado; pero tú no lo ves; no puedes verlo; será preciso que recorras un largo camino para que cuando vuelvas puedas, con tu corazón nuevo, encontrar y ver tu tesoro y disfrutar de su belleza.


domingo, 4 de noviembre de 2012

Para volver a empezar

Cada nuevo día, cada semana, cada mes, cada año, después de un fracaso, después de una ruptura, después de una decepción... También después de una meta conseguida, después de un éxito... Siempre hay que volver a empezar. Siempre adelante.
 
Si sale, sale. Si no sale, hay que volver a empezar. Todo lo demás son fantasía. (Eduard Manet)
 
 

La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando puertas abiertas, no podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción.
(Paulo Coelho)    
                         
 
 
 

En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra. (Eugenio Trías)  
 
 


De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo. Ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido. (Facundo Cabral)


 
 
Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo. (Julio Cortázar)



 
 
Para abrir nuevos caminos hay que inventar, experimentar, crecer, correr riesgos, romper las reglas, equivocarse... Y divertirse. (Mary Lou Cook)
 
La historia es un incesante volver a empezar. (Tucídices)
 
 
La vitalidad se revela no sólo en la capacidad de persistir, sino en la de volver a empezar. (Francis Scott Fitzgerald)
 
El secreto de los que triunfan es siempre, pero siempre... Que vuelven a empezar. (Anónimo)
 
 

Siempre estás a tiempo para volver a empezar.
Dejarte vencer es empezar a morir.
(Domingo D'Amore)




Nada nunca está acabado. Basta un poco de felicidad para que todo vuelva a empezar. (Émile Zola)

Este volver a empezar cada jornada sin ti, esta sensación de mar que navego y ya perdí... (Jorge Guillén)


Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida les obliga a parirse a sí mismos una y otra vez. (Gabriel García Márquez)

La forma de empezar es dejar de hablar y empezar a hacerlo.
(Walt Disney)

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...