martes, 6 de diciembre de 2016

Elijo alegría

En un lejano templo tibetano, los discípulos estaban extrañados porque comprobaban cada día que su maestro siempre estaba contento y satisfecho.


Entonces le preguntaron: 
- Maestro, 
¿cómo logras sentirte siempre tan dichoso y satisfecho?
El maestro repuso:
- Amigos míos, no hay nada misterioso en ello, os lo aseguro. 
Cada mañana, al despertar, me pregunto a mí mismo:  
"¿Qué elijo hoy? ¿Alegría o tristeza?"
Y siempre elijo alegría.

Cuento budista

2 comentarios:

  1. Buena pregunta y mejor contestación. Deberíamos seguir su ejemplo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Ámbar. Un cordial saludo!

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario.
Tu opinión y tu aportación dan vida a mi blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...